Ayer me sorprendió una nueva campaña de Heineken, posicionándose en espectadores de deporte. Primero de el “Piensa en verde”, ahora le toca al “Enfría que sales”.

Empieza la primavera, empieza el calor, nuestros abrigos más pesados se quedan en el armario dando paso a prendas más frescas… síntoma inequívoco que estamos en eliminatorias de Champions. Si, la Champions League genera fortunas no sólo a equipos (ver gráfico Mastercard) sino también a espónsores. Y claro está, Barcelona es la sede de uno de los equipos que tradicionalmente llegan a podio en esta competición con su primer equipo.

Mastercard

Heineken, en su voluntad de posicionarse como bebida de referencia mientras visualizamos los reñidos partidos de Champions, apuesta por un mensaje en términos futboleros, “Enfría que sales”. ¡Muy bien jugado! sí señor. Un buen mensaje, claro, certero y de los que sólo son permeables los potenciales consumidores. Buen enfoque de branding al lado del deporte, de los buenos, los mejores. Combinado con las pizarras que regalan a los bares, para que apunten el partido del día en la puerta (clásica asociación en el lugar de consumo, como Cola-Cola en el cine, justo antes de la emisión) y los anuncios en vallas del campo y en televisión, cierran el círculo de excelencia en product placement. ¡Bien por ellos!

foto

Market share de cervezas

Heineken es la segunda cerveza de importación en Europa, por detrás de Corona, mientras que en USA tiene la batalla perdida, con un consumo inapreciable cercano al 4%, por la dura competencia de Coors y Budweiser, nacionales, con todas sus variedades.

Estudio sobre el consumo de Heineken en el mundo

@ClaraLapiedra